martes. 16.07.2024

Comienzan las solicitudes de la PAC entre tractoradas programadas por agricultores y ganaderos. El campo se está movilizando con reivindicaciones muy claras, aparece en los titulares y en nuestras pantallas.

La garrafa de aceite de oliva ronda los 50 € y Castilla-La Mancha es la primera comunidad que flexibiliza la PAC con garantías jurídicas para evitar penalizaciones a los agricultores de la región, ¿quién lo diría? El aceite de oliva sigue su propio rally de precios, y la PAC de 2024 se va pareciendo a la de 2023.

El enfado europeo plantó su semilla en España, germinando manifestaciones programadas por agricultores al margen de las agrupaciones del sector agrario. Estos calientan motores para salir a la calle y exigir menos burocracia en el campo.

En cuanto a la PAC 2024, se trata de una flexibilización abierta, muy marcada por las condiciones extremas de sequía para dar necesidades a municipios de la provincia de Albacete, Manchuela Conquense y Campo de Montiel en Ciudad Real. Se benefician los eco-regímenes de pastoreo, rotación de cultivos, cubiertas vegetales y ayudas de apicultura de biodiversidad.

Respecto a las futuras tractoradas como consecuencia de tantas bofetadas del gobierno al sector, el campo expone que dificultan el cumplimiento de la burocracia con altas cargas administrativas, la digitalización y la ley de la cadena alimentaria, exigiendo una PAC más clara, con menos obligaciones medioambientales y evitar las importaciones de productos de terceros países que no cumplen con las normas de producción europea.

Por ahora el pacto verde europeo se ve en peligro, estas iniciativas para que la Unión Europea sea climáticamente neutra reduciendo la contaminación y transformando las economías a modelos más sostenibles. La agricultura tiene que avanzar hacia una nueva sostenibilidad, tenemos que reivindicar que nuestros alimentos son los más seguros y sostenibles del mundo, y no ponerlos en duda mientras importamos de terceros países.

¿Qué pasará después de las manifestaciones agrarias?

Cumplir con el pacto verde implica que la producción agraria sea más baja, y que haya un descenso de exportaciones por falta de competitividad y un posible incremento de importaciones de otros países que no cumplen las mismas normas. Si no llegan a un acuerdo, las movilizaciones seguirán presentes.

Hay que diseñar políticas que acompañen esta transición tan complicada. Otro año más, el cumplimiento de las medidas que impone la Unión Europea, serán muy difíciles de cumplir.

Ante tanta incertidumbre y la continuidad de la sequía, nos podemos encontrar con muchas más sorpresas de la PAC en beneficio de la agricultura y de la ganadería.

Flexibilidades abiertas de la PAC con tractoradas