lunes. 22.04.2024

Abrimos puertas al inicio del nuevo año 2024, con el precio del aceite de oliva en aumento en mitad de campaña olivarera y manteniendo la categoría de ser un alimento “exquisito” .

Con la llegada del nuevo año, no ha cambiado la tendencia existente. El mercado oleícola seguirá de relieve, resumido en aumento de precios, sequía y especulación.

Ante una menor oferta y una demanda consistente, el precio seguirá subiendo de manera inevitable. Esto no es más que una hipótesis, que refleja la realidad que está por venir. Se seguirán alcanzando niveles muy altos, que seguirán siendo históricos, en comparación con otros años anteriores.

El consumidor medio estaba pagando hace un año 3,50 € el litro, cuando a día de hoy se ha superado la barrera, pagando por encima de 8 € el litro.

Esta situación de volatilidad en los precios, vuelven a dejar incertidumbre en el sector, tanto para el consumidor como para el productor.

¿Por qué suben los precios en origen del aceite de oliva?

Condicionados por varios factores, cabe destacar que las condiciones climáticas son los principales motivos que explican las subidas.

El precio final es la suma de muchos factores que comprenden una mala cosecha como consecuencia de la sequía, incremento de costes y las componentes especulativas del mercado.

Encadenar olivares con escasez de agua en las anteriores cosechas, hace que el precio se dispare.

Por otro lado, las importaciones y exportaciones también influyen, acompañada de la mala cosecha por motivos climáticos de otros países como Italia, Grecia, Túnez, Turquía, Marruecos, entrando en escena otros países importadores como Argentina.

La producción mundial caerá considerablemente.

¿Cómo se comportará el consumidor/a?

El consumo otra vez más será superior a la producción.

El comportamiento de los consumidores también será fundamental en la influencia del precio final, que seguirá estando en el punto de mira.

Aguantar las continuas subidas y ser fiel al producto será un reto.

Aunque la fidelidad del consumidor se mantenga, comenzarán a ceder en la demanda a favor de otros aceites, como es el caso del orujo y principalmente el girasol.

¿Qué precio recibirán los agricultores/as por 1 kg de aceituna?

Otra campaña más, el precio que recibirán los agricultores estará alrededor de 1,50 € - 2 € / kg, dependiendo del rendimiento, variedad de aceituna y su calidad.

Todo esto supone un gran desafío significativo para la rentabilidad del sector.

Es una prioridad económica y social, que tenemos que defenderla, para ponerle freno a la subida de precios de los alimentos de primera necesidad, y que haya un equilibrio de los mismos con la oferta y la demanda.

El aceite de oliva, precios por las nubes