martes. 05.03.2024

El objetivo es obtener dinero para hacerlo llegar a Cáritas Ucrania. "Creemos que la causa merece la pena", ha considerado el sacerdote promotor de la iniciativa, Luis Eduardo Molina.

Esta causa viene cargada de gestos solidarios procedentes de distintas firmas locales, como aceite y vino, y otros tantos particulares que están elaborando dulces típicos de la localidad, además de otras obras de costura y manualidades que se están recabando para ponerlas a la venta. Las donaciones permanecen abiertas para quienes estén interesados en participar de la iniciativa, según ha informado el Ayuntamiento de Daimiel en nota de prensa.

La venta se activará en Semana Santa con precios ajustados a cada producto. El establecimiento permanecerá abierto hasta el Domingo de Resurrección en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 20.00 horas.

Según ha comentado el propio Molina, Ucrania atraviesa una situación "muy dura" que "hay que apoyar". Acciones que, a su juicio, deben hacerse extensivas a otros tantos puntos más del mundo donde la situación es violenta e insegura. "La paz es un regalo que tenemos aquí, que hay que cuidar y que colaboremos en todo lo que podamos", ha afirmado.

Preguntado por el órgano de Santa María, Luis Eduardo Molina ha comentado que "debería de estar listo", ya que tuvieron una misa de exequias hace unos días donde se le dio uso. Sin embargo, espera que para estas Pascuas ya esté en completo funcionamiento y poder estrenarlo con un concierto de inauguración oficial.

Un sacerdote abre una tienda en Daimiel para enviar fondos a Cáritas Ucrania