domingo. 14.04.2024

El Pleno de la Diputación de Ciudad Real ha aprobado este lunes aplicar los remanentes del programa de apoyo nutricional a mayores de la provincia de Ciudad Real, que ascienden a 443.208 euros, al ejercicio de 2024, aunque el plazo no expira hasta 2025.

A partir de ahí, este servicio, "indispensable" para atender a personas ancianas con un alto grado de vulnerabilidad en el medio rural, se prestará --según asegura la institución provincial en nota de prensa-- gracias al compromiso del equipo de Gobierno de la Diputación, y de su presidente, Miguel Ángel Valverde, porque "la Junta de Comunidades ha decidido no destinar fondos propios a un proyecto de eficacia probada que ha tenido una gran acogida".

El portavoz del PSOE, José Manuel Bolaños, ha pedido que "no se confunda" a los ciudadanos y ha recordado que el programa se ha venido llevando a cabo con fondos europeos que, como es bien sabido, son finalistas.

De la misma manera, Bolaños, no entiende el proceder del Gobierno PP+ Vox en Diputación, ya que, según ha informado el PSOE en nota de prensa, a pesar de contar con ese remanente han esperado hasta el mes de marzo para ponerlo a disposición de los ayuntamientos, por lo que han sido éstos quienes han tenido que asumir el coste del servicio durante estos meses.

En palabras del portavoz socialista, la actitud del gobierno PP- Vox en Diputación, se debe a que "no apuestan por este programa que tanto éxito ha tenido en las localidades más pequeñas de la provincia y que ahora corre el riesgo de desvirtuarse con las decisiones de la institución provincial".

A todas estas críticas, Valverde ha contestado que los recursos económicos llegan de la Unión Europea para que se puedan impulsar iniciativas y comprobar su eficiencia. Y ha precisado que, en el caso de que funcionen bien, son las instituciones implicadas quienes deben hacer frente a su financiación cuando se agotan los fondos comunitarios. "Pero lo cierto y verdad es que la Diputación se queda y que el Gobierno regional se va. Esto, les guste o no, son recortes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha", ha dicho.

Ha indicado, asimismo, que sabían desde el pasado mes de agosto lo que iba a pasar, algo que ha corroborado durante su intervención la vicepresidenta del área de Atención a las Personas, Encarnación Medina, quien ha asistido a las reuniones con la Administración regional.

El presidente de la Diputación ha explicado, por otro lado, que con anterioridad se presupuestaba de forma conjunta 1,5 millones de euros y que en la actualidad el mismo montante tendrá que salir de la institución provincial. "Es así de claro", ha afirmado después de comentar que el Gobierno regional aportaba 900.000 euros. Y ha apostillado que es lo que vienen comentando en los últimos meses sin intención alguna de confundir a nadie.

Por eso se han dirigido a los ayuntamientos para que expongan sus necesidades y el número de usuarios susceptibles de ser beneficiarios. Ha hecho referencia, a este respecto, que algunos pueblos vieron incrementada de manera extraordinaria su asignación económica mientras otros ayuntamientos hacían frente a la demanda con cargo a sus respectivas arcas municipales. Valverde ha señalado que eso ha pasado incluso entre pueblos del mismo signo político.

En cualquier caso, atendiendo a las manifestaciones que ha realizado el presidente de la Diputación durante el Pleno, a partir de ahora tratarán de ser "lo más justos posible dentro de unos criterios equitativos para que todos los pueblos estén en las mismas circunstancias, aunque luego habrá casuísticas".

El Pleno de la Corporación provincial, que se ha desarrollado con carácter extraordinario, ha aprobado subvenciones nominativas a favor del Banco de Alimentos, del Secretariado Gitano y de la asociación Autrade, la última de ellas para el desarrollo de un proyecto de instalación social fotovoltaica.

El programa de apoyo nutricional a mayores enfrenta a PP y PSOE en el pleno de la...