martes. 23.04.2024

Ciudad Real ha acogido este lunes el inicio del Proyecto Europeo CORE, programa de financiación europeo Interreg Europe que lidera RSUSA. Estas jornadas se celebran durante tres días, con participación de socios de 8 países: Suecia, Italia, Alemania, Bélgica, Polonia, Hungría, Grecia y España.

En el acto de puesta en marcha en el hotel Guadiana de la capital intervinieron  María Jesús Villaverde, vicepresidenta de Desarrollo Rural, Turismo y Sostenibilidad de la Diputación Provincial; Javier Ariza, director general de Economía Circular de la Consejería de Desarrollo Sostenible de Castilla-La Mancha; el gerente de RSUSA Oscar Narros, a quien acompañaba el presidente José Antonio Talavera; y Gema Quilez, Coordinadora Leader Partner. Una treintena de representantes de los socios de 8 países asisten a las jornadas.

María Jesús Villaverde dejó claro que “la Diputación junto con el Consorcio RSUSA apoyamos estas jornadas, ya que uno de los objetivos de la Diputación es ser una de las provincias más sostenibles de España, de ahí los 35 millones de euros invertidos en eficiencia energética y ahora estos 2 millones más a través de RSUSA para hacer también nuestra provincia eficiente en materia de biorresiduos”.

Y agregaba que es “una buena noticia que, para desarrollar aún más nuestras zonas rurales, se celebren estas jornadas que nos van a ayudar a copiar de zonas donde ya se están haciendo bien las cosas en Europa, para coger buenas prácticas y poder desarrollarlas en nuestra provincia, dando un buen servicio a nuestra ciudadanía, haciéndola lo más sostenible posible”.

Javier Ariza habló de la estrategia regional sobre la Gestión de Biorresiduos, que funciona desde 2019 en Castilla-La Mancha, donde se propone cómo gestionar todos los biorresiduos a nivel municipal , y uno de los aspectos fundamentales es el compostaje comunitario, que es el proyecto que se presenta hoy aquí, en el que participa el Consorcio RSU de Ciudad Real con la Diputación, para dar una buena gestión a esos biorresiduos en municipios pequeños y en los alejados de zonas urbanas”.

“Desde la Junta de Comunidades estamos encantados que iniciativas como el Proyecto CORE encajen en nuestra estrategia regional de Biorresiduos, que avalamos desde la Junta, porque es importante que lleguen a Ciudad Real y sean replicables en el resto de la región, cumpliendo los objetivos que estamos desarrollando ya en Castilla-La Mancha, ya que más de 630 municipios, de los 919 totales, de nuestra región tienen menos de mil habitantes”.

Óscar Narros explicó en qué consiste el proyecto CORE, “en el que participan varios socios de toda Europa, liderado por RSUSA,  que nos proporciona un intercambio en el área del compostaje en zonas rurales, lo que supone un reto en la gestión de residuos específicamente de los biorresiduos, para conocer las experiencias que se llevan a cabo en otros países, en este sector, y que nosotros podamos lograr a medio plazo unos rendimientos en la gestión del reciclado de biorresiduos muy importante”.

Y añadía que “el proyecto alcanza un presupuesto de casi 2 millones de euros, de los que cerca de medio millón recibirá RSUSA, lo que nos ayudará a realizar acciones de sensibilización sobre todo enfocadas a municipios de menos de mil habitantes, y alejadas de los centros urbanos”.

Gema Quilez explicó en qué consiste el proyecto, financiado por el programa de financiación europeo INTERREG EUROPE y liderado por la empresa pública Residuos Sólidos Urbanos de Castilla-La Mancha SA (RSUSA), del Consorcio RSU de Ciudad Real, y conformado por otros siete socios de Suecia, Italia, Alemania, Bélgica, Polonia, Hungría y Grecia, además de un socio especializado en temas de comunicación y sensibilización en el área del compostaje.

Todos los socios son entidades públicas que gestionan residuos en sus respectivas zonas geográficas de competencia. El objetivo del proyecto es poner en común las experiencias y buenas prácticas en la gestión de la fracción orgánica (biorresiduo), que se están llevando a cabo ahora mismo en Europa en áreas de baja densidad de población, y más en concreto las actividades de compostaje de dicha fracción de residuos en entornos rurales. La intención es mejorar la separación y reutilización del componente orgánico de los residuos en zonas donde adicionalmente la utilización del biorresiduo (orgánico) como fertilizante es muy conveniente tanto desde el punto de vista medioambiental, como económico y social.

Entre las actividades previstas a lo largo de esos tres años están encuentros entre los socios participantes para la puesta en común de las diferentes experiencias. Estudio sobre la situación del compostaje cada zona geográfica. Visitas a las iniciativas más relevantes llevadas a cabo por los diferentes socios. Seminarios de intercambio de experiencias sobre diferentes temáticas en relación con el objetivo central de proyecto. Encuentros con entidades locales involucradas. Recopilación de información, experiencias y buenas prácticas conjuntamente a través de diferentes canales (web del proyecto, redes sociales, presencia en medios, videos, etc).

También se desarrollarán actividades de comunicación y sensibilización con entidades involucradas y población en general, y, al finalizar el proyecto, se llevará a cabo una experiencia piloto en cada uno de los países en base al conocimiento adquirido.

Socios

Además de RSUSA, como líder, el resto de socios son: Province of Bolzano (Italy); LfU Brandenburg, Brandenburg State Office for the Environment (Alemania); VLACO Intermunicipal waste associations (Belgica); Świętokrzyskie Region - Marshal Office of Świętokrzyskie Voivodeship (Polonia); KDRIU, Central Transdanubian Regional Development Agency (Hungria); Municipality of Söderhamn (Suecia); Region of Western Macedonia. Directorate of Development Planning (Grecia). Y ECN, European Compost Network, socio encargado de la coordinación de la comunicación y sensibilización del proyecto.

El presupuesto alcanza los 1.943.000 euros, de los cuales RSUSA recibirá como socio líder 415.000 euros, inicialmente, y tiene previsto una duración de 3 años. Se prevé que la fase inicial del proyecto comience en el primer semestre del año.

En marcha el Proyecto Europeo CORE, liderado por RSU y con participación de socios de 8...