viernes. 14.06.2024

La diputada nacional y presidenta de la comisión de Igualdad, Carmen Calvo, ha defendido el título del 'PSOE de las mujeres' como "un acierto", porque el PSOE también es de las mujeres del partido, ya que son también responsables de velar por las siglas, los principios y los contenidos y sobre todo en este año, que, en sus palabras, "es un gran reto".

Ha afirmado que el feminismo es el cincuenta por ciento del socialismo que hay que hacer en el siglo XXI porque es la repuesta que hay que darles a las mujeres en cualquier lugar del mundo, a tantos problemas que se han heredados de la historia y a tantas circunstancias que no se sabe cómo afrontar, incluso en el presente.

Así lo ha manifestado este viernes durante un acto en el que junto a la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández y la candidata socialista a la Alcaldía de Ciudad Real, Pilar Zamora, reflexionaba sobre el papel del socialismo en los avances del feminismo en los últimos años y el papel de las mujeres socialistas dentro del movimiento feminista.

"Es 'el PSOE de las Mujeres' porque las mujeres del PSOE hemos sido las portavoces durante cuarenta y cinco años del movimiento feminista que está fuera de nuestras siglas, de ese patrimonio que tiene la democracia española, que son las mujeres españolas saliendo a la calle a reivindicar después de la dictadura cuál era su posición en la nueva política y en el nuevo sistema democrático", ha añadido.

Sobre este año de doble cita electoral, la presidenta de la comisión de Igualdad manifestaba que significa para las mujeres españolas que sí son capaces de exigir las repuestas y soluciones que necesitan.

"Se trata de cuál va a seguir siendo nuestro lugar en una democracia a la que en estos últimos tiempos le han salido quienes trabajan literalmente en contra de la igualdad entre hombres y mujeres".

Ha aseguado que las mujeres quieren repartir el poder y estar en todos los lugares donde se participa y se formatea una sociedad porque si no, no se avanza.

Además, ha señalado que este año las mujeres de este país se juegan cosas muy importantes y las socialistas una vez más se sienten responsables en primera línea "de ver dónde van las cosas y de ser las portavoces de muchas mujeres que no concurren directamente a unas elecciones", pero que saben que los escaños, concejalías y alcaldía de las mujeres socialistas son para ellas, "para hacer feminismo, para hacer democracia, para repartir los espacios y para que las mujeres avancen".

Sobre la candidata socialista a la Alcaldía de Ciudad Real ha afirmado que es una garantía para Ciudad Real, "una verdadera garantía que representa avanzar en valores de igualdad y fraternidad para que las mujeres estén en lugares donde aún les cuesta mucho trabajo estar".

Finalmente se refería a la consejera como "una voz nacional que necesitamos muchas mujeres, porque las mujeres no tenemos que ser tímidas con el poder, tenemos que estar muy seguras de cuál es nuestra voz y cuando la tenemos que subir".

SIN QUITAR PRIVILEGIOS

Por su parte, la consejera ha explicado que no se entenderían las cuatro últimas décadas del Partido socialista sino fuera de la mano del feminismo.

"El Partido Socialista de unos años a esta parte se ha echado encima de que las mujeres asumamos las responsabilidades que nos corresponden sin pretender quitar privilegios a nadie, todo lo contrario, para compartir el mundo y la vida en igualdad desde todos los ámbitos".

Ha destacado que en la provincia de Ciudad Real en Partido Socialista ha hecho un trabajo impresionante en la incorporación del talento femenino a lo largo de los últimos años que se refleja en que el 45 por ciento de las candidaturas del PSOE de la provincia estén lideradas por mujeres.

Esto, afirmaba "no es simplemente un dato ni una casualidad, es un trabajo de muchos años de saber, de ser conscientes que las estructuras estaban muy masculinizadas y que, si la sociedad está conformada por la mitad hombre y mujeres, el Partido Socialista tiene que estar conformado de la misma manera, no solo en la militancia, sino también en los cargos de responsabilidad".

En este sentido, ha ensalzado "la importancia las políticas palancas y de cuotas "para romper estructuras tradicionales".

Fernández ha explicado que además de hablar de lo que queda por hacer también hay que destacar políticas claves llevadas a la práctica por el Partido Socialista cuando ha estado en el poder como es el caso de la Ley contra la Violencia de Género de la cual apuntaba que ha servido de referente para Europa y que desde su aprobación en 2004 se ha reducido un 30 por ciento los asesinatos machistas.

"No hemos resuelto el problema, pero debemos seguir en la misma dirección". Por lo que ha insistido en la implicación contra la violencia machista que le corresponde al conjunto de la ciudadanía.

NO HAY DEMOCRACIA SIN IGUALDAD

En su turno, Pilar Zamora ha incidido en que los socialistas siempre han llevado la bandera de la igualdad porque en su AND de los está el feminismo, como también está la lucha por la democracia porque "no se puede hablar de democracia sin hablar de igualdad entre los hombres y las mujeres".

Ha explicado como desde la política municipal, en el Ayuntamiento se hacen políticas transversales porque no se puede hablar de Igualdad de una concejalía ya que las mujeres están en la cultura, en el deporte, en el urbanismo o en la participación.

"Las mujeres estamos en todos sitios porque nos corresponde, no porque nadie nos deje estar" y ha concluido que como candidata a la alcaldía de Ciudad Real, ya lo han llevado como estandarte y que lo seguirán llevando porque "decir socialista es decir feminismo, porque igualdad es decir socialismo y por qué hacer esa lucha de igualdad entre los hombres y mujeres es decir democracia".

Calvo defiende el título del 'PSOE de las mujeres', "responsables" de velar por los...