martes. 23.04.2024

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará los próximos 16 y 17 de enero a M.C.F., acusado de apoderarse de unos documentos históricos de las minas de Almadén, valorados en 95.000 euros, tras hacerse pasar por una persona experta en antigüedades, y para el que la Fiscalía pide una pena de prisión de cuatro años y ocho meses por un delito de estafa continuada.

Según se desprende del escrito de acusación, el procesado, que ya fue condenado en el año 2016 por un delito similar cometido en Mérida, se hizo pasar por "una persona entendida en antigüedades y en mediador en la venta de este tipo de productos" al contactar con un vecino de Almadén que poseía una colección de documentos antiguos relativos a la historia de las minas de la localidad que, por su relevancia histórica, forman parte del Patrimonio Histórico Español.

Tras convencer al vecino que poseía los documentos, el acusado suscribió un contrato privado de compra, adquiriendo los documentos por un precio de 152.000 euros, "dejando ya muestras en el mismo contrato de que su única intención era apoderarse de los documentos sin ánimo de abonar cantidad alguna", reza el escrito del Ministerio Fiscal.

Con los documentos de valor histórico aún en posesión del propietario inicial, el acusado concertó con otra persona la venta de una parte de esos documentos por importe de 3.500 euros.

Posteriormente, concertó una reunión en la casa del propietario de estos documentos, en la que el interesado en adquirirlos entregó al presunto estafador un cheque por importe de 1.300 euros, recibiendo a cambio parte de los documentos históricos, procediendo después el acusado a tomar el resto de los documentos, entre los que se hallaban los de valor histórico más relevante, apoderándose definitivamente de ellos al alejarse en su vehículo, sin dar más cuenta al propietario inicial del dinero cobrado ni de los documentos apropiados.

Tras apropiarse de los documentos, el acusado puso a la venta en Internet una parte de los mismos ilícitamente conseguidos. El propietario inicial y perjudicado, bajo un pseudónimo, contactó con el vendedor de la subasta de los documentos que giraba con el nombre "martinluis12131", llegando a concertar la compra de los mismos, a cuyo efecto, el acusado le exigió el previo pago en la cuenta perteneciente a S.C.C., compañera sentimental del acusado.

Tras interponerse la denuncia, el Juzgado de Almadén dictó auto de entrada y registro en el domicilio del acusado, ubicado en la localidad granadina de Murtas, hallándose en la vivienda parte de lo sustraído.

Por todo ello, la Fiscalía pide para el acusado una pena de cuatro años y ocho meses de prisión por un delito de estafa continuada.

Piden casi cinco años de prisión para el acusado de apropiarse de documentos históricos...