domingo. 26.05.2024

Brazatortas completó en la tarde de ayer domingo, 14 de abril, tres intensas jornadas de la que ha sido primera edición de la Feria de la Caza que ha organizado el Ayuntamiento, una acción novedosa que ha contado con un irrefutable respaldo a todos los niveles.

Y como constata el alcalde, “más allá del gran apoyo institucional que tuvimos el viernes, de la total entrega de los organizadores con quienes hemos trabajado estrechamente, de las decenas de expositores y actividades, hemos contado por miles los visitantes”.

Pablo Toledano considera por tanto un “éxito plenamente satisfactorio” el desarrollo de esta cita ferial que, concebida en torno al mundo cinegético, ha tenido también un fuerte componente en torno a la ganadería extensiva y todo lo que mueven sendos ámbitos.

“Nos ha sorprendido mucho la gran cantidad de personas que han venido a nuestra feria y la acogida ha superado totalmente las expectativas, porque el sábado el Pabellón estaba a rebosar hasta el punto que hubo gente tuvo que salirse fuera”, ha explicado el regidor.

El primer edil indicaba que buena parte de la comarca, entre sus límites entre Almodóvar y Fuencaliente, se desplazó hasta Brazatortas para ser testigos de los números alicientes expuestos, sumando otras muchas procedencias con la repercusión que ello supone.

Unos datos que refuerzan la “vocación de continuidad con la que hemos concebido esta feria” por lo que, como abunda Toledano Dorado, “es indudable que vamos a seguir con muchas más ediciones y mejorando todo lo que hemos podido vivir estos tres días”.

Jornadas de un no parar en la media docena de espacios que se habilitaron y en particular el más directamente relacionado con la caza con expositores de artículos que se utilizan a la hora de su práctica, monterías o con productos que derivan de la carne.

Otro de los espacios que han resultado muy seguidos fue el escenario, donde además de ofrecerse charlas el sábado y el domingo por parte de organizaciones y empresas vinculadas a lo cinegético, ha albergado distintos eventos musicales de diversos estilos.

Esa programación más técnica ha contado por intervenciones de APROCA, la Asociación de Silvestrismo, seguridad e indumentarias para cazar con la firma LZB Gears, sobre repoblación de perdices y de la Asociación del Corzo.

El aspecto gastronómico ha sido otro componente indispensable de la I Feria de la Caza de Brazatortas, a la que han contribuido establecimientos señeros de la hostelería torteña que han ofrecido cinco tapas diferentes, con ciervo, jabalí, corzo, de cabeza, entre otras.

Y de “espectacular” califica el alcalde los espacios de exhibiciones que han tenido lugar estos días, desde las rehalas de perros de caza habilitadas bajo una gran carpa, a las de simulaciones de caza con hurón y ave rapaz sin muerte de presa, además del hermoso pasacalle de colleras desde la Plaza del Ayuntamiento y que contó con sus muleros.

Finalmente, para los visitantes de menos edad, hubo un espacio de ocio y ludoteca en el recinto de la Piscina Municipal, con hinchables y talleres que, de manera gratuita y atendido por monitories profesionales, también hizo las delicias de este público.

En consecuencia, “nuestro balance global creo que podemos decir que hemos acertado en lo que hemos ofrecido y quiero desde aquí reconocer el trabajo de Julián Céspedes y Rubén Monroy para que todo esto haya sido posible y con tan excelentes resultados”.

Con estas bases, el alcalde torteño avanza ya que “para próximas ediciones vamos a diseñar una Feria de la Caza señera, desde esta zona de la provincia tan importante en términos cinegéticos y así ya el año que viene mejoraremos y potenciaremos esta cita”.

También en los contenidos de la jornada que sobre ganadería extensiva se realizaba el pasado viernes y que “ha sido sin duda otro gran éxito, por participación de público como por la calidad de los ponentes que han aportado sus valiosísimos conocimientos”.

“Por tanto, yo creo que cuando las cosas se hacen bien y se le pone todo el empeño del mundo, al final se tiene una recompensa y la mayor recompensa ha sido, con mucho trabajo como digo, la cantidad de personas que se han desplazado a Brazatortas”, apunta.

Pablo Toledano también se congratula de que el nombre del municipio se cobre también protagonismo en el panorama nacional de la caza y “ésta, como vengo defendiendo desde que empezamos a concebirla, es una temática muy oportuna”.

No en vano, apostilla, “tradicionalmente Brazatortas ha sido ha sido siempre un pueblo de cazadores y estamos en un entorno donde hay fincas emblemáticas que suponen el deleite a todos los aficionados a la caza, sobre todo en la caza mayor”.

Práctica que, recuerda Toledano, “mueve de manera importante nuestra economía, genera empleo y, por otro lado, ayuda a la diversificación de especies y mantiene el medio ambiente tal cual lo conocemos, nuestro Valle de Alpudia y Sierra de Madrona”.

Miles de visitantes avalan la continuidad y potenciación de la I Feria de la Caza de...