martes. 23.04.2024

Durante 2023, en su primer año de funcionamiento, de marzo a diciembre, la depuradora del Ayuntamiento de Almodóvar del Campo cumplió el fin medioambiental para el que se concibió, al procesar un total de 286.265 metros cúbicos de aguas residuales.

Así se desprende de los informes que la empresa concesionaria de su explotación, Aqlara, emite mensualmente para conocer la operatividad de esta infraestructura, que quedó recepcionada por la Administración local a finales del pasado año.

“Es verdad que estamos muy contentos del funcionamiento de esta estación depuradora de aguas residuales que era ya tan necesaria y que, así lo quiero recordar, se tuvo que hacer finalmente con recursos propios del Ayuntamiento”, dice Fernando Torres.

El edil de medio ambiente explica que desde su puesta en funcionamiento operativo la pasada primavera, “la empresa constructora y adjudicataria del servicio, ha optimizado toda la infraestructura y, por eso, el 28 de diciembre se recepcionó oficialmente”.

La principal mejora introducida durante este periodo ha sido la minimización de la energía que sus diferentes equipamientos consumen en todas las líneas de procesado del agua residual, entre su entrada y su salida al arroyo Lino del todo depuradas y cristalinas.

Para ello la firma gestora hizo una instalación de autoconsumo de generación fotovoltaica de electricidad, con una potencia absoluta de 43,60 kW, mediante la colocación de 80 paneles solares en la cubierta del edificio con que cuenta la EDAR almodovareña.

Por tanto, apostilla Torres, “contamos con una instalación que no es sólo de última generación en cuanto al tratamiento de las aguas residuales, sino que además es mucho más respetuosa con el medio ambiente al generar incluso la electricidad que necesita”.

Respecto a caudales depurados mes a mes durante el pasado año, los informes reflejan que en marzo fueron 25.475 metros cúbicos, en abril 23.161, en mayo 26.907, en junio 37.933, en julio 29.165, en agosto 28.366, en septiembre 30.089, en octubre 33.250, en noviembre 23.922 y en diciembre 27.997.

A lo largo de estos meses, junio fue el que mayor media diaria de procesamiento de aguas procesó, con 1.264 metros cúbicos y abril el que menos con 722 metros cúbicos.

Asimismo, los informes cuantifican también la retirada de parte de los fangos generados durante el proceso depurativo de las aguas, para lo cual se utiliza un camión autorizado como transporte de residuos, para llevar estos fangos para su aplicación en agricultura.

Y en este sentido, durante todo el pasado año 2023 fueron 172.645 los kilos de fangos que se generaron, a lo cual se ha de sumar la retirada continua de los residuos que entran junto con el agua residual a la EDAR y se separan en la fase de pretratamiento.

Por otro lado, periódicamente se hacen análisis propios en el laboratorio de la EDAR y otros en laboratorios independientes, para garantizar que los parámetros de vertido se ajustan a normativa y que también analiza la propia Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Y de interés es también que, bajo coordinación de los servicios municipales del Ayuntamiento, las empresas Aqlara y Acciona Agua, realizan acciones de control para detectar vertidos industriales no autorizados a la red de alcantarillado.

Fernando Torres también constata “un muy buen comportamiento del tanque de tormentas con los episodios esporádicos que hemos tenido, también últimamente en estas semanas, por lo que la satisfacción está siendo total en todos los sentidos”.

El edil, en línea con lo avanzado por el alcalde días atrás, recuerda que en abril entrará en vigor la tasa de depuración de aguas residuales, una tasa que se estableció en 0,4422 euros más IVA por metro cúbico de agua consumida por cada usuario de la red potable.

“Es una clara ventaja respecto a municipios donde se paga por el volumen que llega hasta sus depuradoras y que sería mucho mayor porque ahí se contabilizan los caudales de agua de lluvia que recogen los sumideros de las calles y en nuestro pueblo no”, dice Torres.

Y también en línea de no perjudicar a contribuyentes de la localidad, recuerda que al pago de la ejecución de la infraestructura y su amortización se está dedicando parte de los ingresos que llegan en concepto de licencias a distintas plantas fotovoltaicas.

“Si el Gobierno regional hubiera apostado por esta depuradora como ha hecho y hace en decenas de municipios, esos ingresos se podrían estar destinando a otros proyectos, pero este equipo de Gobierno tenía claro como prioridad la responsabilidad de corregir esta vieja deuda que Almodóvar del Campo tenía con el medio ambiente”, zanja el edil.

La depuradora de Almodóvar procesó más de 280.000 m3 de aguas residuales