domingo. 26.05.2024

Las alcaldesas de Almadén y Chillón, Raquel Mª Jurado y Manuela Escudero, junto con sus respectivos concejales, José Rodríguez y Antonio Godoy, acompañados por el Jefe de Producción de Aqualia, Antonio Gutiérrez y los distintos técnicos, han visitado las instalaciones de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (E.D.A.R.) de sus municipios para comprobar el resultado de los trabajos ejecutados por Aqualia para mejorar los procesos de depuración y optimizar la eficiencia energética de dichas instalaciones.

Las actuaciones han consistido en la mejora del proceso de aireación en ambas plantas. Dicho proceso es de vital importancia para la eliminación de la materia orgánica y otros contaminantes (como son los nutrientes) que se encuentran presentes en el agua residual. Se han instalado nuevos sistemas de inyección (soplantes con variadores de velocidad) y difusión de aire (parrillas extraíbles de difusores de burbuja fina) en el agua residual, más eficientes en la eliminación de contaminantes. De esta forma, se consigue devolver al medio natural agua tratada con unas características óptimas, dando cumplimiento a las normas de calidad ambiental del medio receptor.

Además, durante las obras se ha aprovechado para renovar los aceleradores de corriente del reactor biológico en ambas EDARs e instalar nuevos equipos de medición, tanto de oxígeno en el reactor biológico, como de caudales de entrada a las EDARs, que contribuyen a la optimización del proceso depurativo. También se han sustituido equipos obsoletos como bombas de agua bruta, se han puesto en marcha los procesos de desarenado-desengrasado, deshidratación de fangos o dosificación de reactivos. Por otro lado, se ha adecuado el decantador secundario, reparando la pista de rodadura, cambiando el motor y las ruedas del puente, entre otras actuaciones.

Las actuaciones han contemplado también la total remodelación de la Estación de Bombeo de Aguas Residuales, con nuevas instalaciones de cribado, tamizado y rebombeo a la zona alta del alcantarillado de Almadén para el tratamiento de agua en la EDAR. Además, se han construido dos nuevos edificios para el alojamiento de las nuevas soplantes y los cuadros eléctricos de protección y maniobra de los equipos, según ha informado Aqualia en nota de prensa.

Estas intervenciones, además de un incremento en la eficiencia energética, mejoran el proceso y capacidad de depuración, proporcionan una mayor eficiencia técnica (con los mismos elementos de obra civil y potencia disponible se dota de una mayor cantidad de oxígeno al proceso); mejor calidad de los fangos y menor coste de reposición de equipos, ya que los equipos electromecánicos se encuentran en casetas secas alejadas del ambiente húmedo y corrosivo de los reactores. Todas estas mejoras repercuten directamente en un aumento de capacidad de tratamiento y una respuesta más rápida y eficaz ante variaciones en la carga contaminante del agua a tratar de las EDARs.

Almadén y Chillón mejoran la eficiencia energética y la capacidad de sus depuradoras de...