sábado. 02.03.2024

El alcalde de Puertollano (Ciudad Real), Miguel Ángel Ruiz, ha avanzado este jueves que los municipios usuarios del pantano de Montoro (Puertollano, Almodóvar del Campo, Hinojosas de Calatrava, Mestanza y Cabezarrubias del Puerto) no podrán disponer de un plan de sequía en tanto no se constituya la junta directiva de la comunidad de usuarios del Montoro, una entidad jurídica paralizada tras la confrontación política que en los últimos años han protagonizado los pequeños municipios por el pago a la ciudad industrial del coste del ciclo integral del agua.

A preguntas de los periodistas durante un acto político, el alcalde ha avanzado que ha mantenido una reunión recientemente con los responsables de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, quienes le han trasladado que para que Puertollano y su comarca dispongan de un plan de sequía aprobado por la autoridad de cuenca -Puertollano ya ha presentado el suyo- será necesario que se constituya la junta directiva de esa comunidad de usuarios.

En este sentido, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha trasladado al alcalde que esta entidad debe mantener su actual figura jurídica por el momento, sin perjuicio de que más adelante pudieran fructificar negociaciones para su transformación en mancomunidad de usuarios, como ha planteado el primer edil de Puertollano.

Así, Ruiz ha avanzado que el próximo martes se reunirá con los alcaldes de los municipios afectados para consensuar una solución, y de este modo preparar a la comarca para afrontar los posibles condicionantes de un episodio de sequía severa.

Estos pasarán previsiblemente por la puesta en marcha de la tubería que conecta el pantano del Jándula con el complejo petroquímico para ahorrar recursos en el embalse de Montoro, lo que obligará a los municipios de Mestanza, Cabezarrubias del Puerto e Hinojosas de Calatrava a hacer uso de infraestructura del ciclo integral del agua.

Los pequeños municipios no firmaron su consentimiento para el modificado de las obras de unas instalaciones que, aseguraban "no están usando", y de hecho se negaron a pagar las obras, en un contexto de judicialización, aduciendo que no fueron informados debidamente del coste de las actuaciones.

Pero una vez que Repsol proceda a bombear desde el pantano del Jándula, algunos de estos municipios podrían quedarse sin abastecimiento, ya que dependen de la conducción de Repsol y el agua del Jándula no es apta para consumo humano.

En este sentido se están produciendo los primeros movimientos para llegar a un acuerdo en el precio del agua clorada o bruta, según el caso, que establecería el Ayuntamiento de Puertollano para garantizar el suministro a esos municipios vía Ciclo Integral, e incluso para alcanzar un acuerdo de revisión de las fórmulas de pago solidario de esta infraestructura.

UNAS OBRAS MILLONARIAS

La obra del ciclo integral del agua, presupuestada en un total de 52,4 millones de euros y financiada en un 54% con fondos europeos de desarrollo regional FEDER, fueron recepcionadas en diciembre de 2015, y desvincularon el suministro de agua de las infraestructuras de Repsol mediante una nueva captación y bombeo desde el embalse de Montoro, de donde arranca una conducción de 20 kilómetros hasta una planta de agua potable que permite un tratamiento de 550 litros por segundo.

El proyecto incluye un depósito de 30.000 metros cúbicos, desde el que se distribuye el agua a la red de suministro, y se completa con la construcción de dos nuevas depuradoras de aguas residuales.

También se trazaron nuevas conducciones para el abastecimiento a Hinojosas de Calatrava, Cabezarrubias del Puerto y Mestanza.

Por el momento, Puertollano es el único Ayuntamiento que está pagando esta obra a Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), cuya financiación adelantó.

CHG obliga a Puertollano y municipios del Montoro a formalizar la comunidad de usuarios...