martes. 30.05.2023

La localidad manchega de Campo de Criptana ha presentado este viernes en la oficina de turismo de Castilla-La Mancha en plena Gran Vía de Madrid dos de las joyas de su oferta turística, el Tren de los Molinos y el AirénFest, dos opciones que en ambos casos llegan a su segunda edición en este 2023 tras el éxito cosechado el pasado año.

El alcalde de la localidad, Santiago Lázaro, ha dicho sobre estas dos experiencias que "tienen mucho que ver con lo que es Campo de Criptana".

Una propuesta turística que tiene que ver con "todo aquello que define" a la localidad y a lo que representa, que se resume "en una sola palabra, como es 'cultura'".

Sobre el Tren de los Molinos ha recordado que serán 12 trenes en distintos fines de semana hasta el próximo otoño --nueve sábados y tres jueves--, ya que gran parte de los visitantes son turistas extranjeros que pasan por Madrid y que ven en el producto una buena oportunidad para descubrir la Sierra de los Molinos.

Un tren que con Miguel de Cervantes como aliado aprovechará para introducir al visitante en la cultura manchega antes de llegar a conocer recursos como el Pozo de Nieve o el museo de Sara Montiel.

AIRÉNFEST SACA SUS ENTRADAS

Lázaro ha anunciado que desde este mismo viernes ya se pueden adquirir las entradas del AirénFest, cuyo pistoletazo de salida será el próximo 31 de mayo.

Una cita cuyo objetivo, ha dicho, es apuntalar el Plan de Sostenibilidad Turística y dar valor "a todos los recursos turísticos, aumentarlos y mejorar la experiencia".

El festival está "pensado y organizado junto a siete bodegas de Criptana y con la DO La Mancha, que ha dado un paso adelante para la promoción de sus vinos", ha asegurado el primer edil criptanense.

El patrimonio de Campo de Criptana, sus bodegas y la música del festival son tres de los pilares para volver a colocar a la ciudad con un "plan magnífico" para esta primavera.

Con aforos de hasta 800 personas, se podrá disfrutar de "forma amena" de una música internacional por las que el Ayuntamiento apuesta para esta edición.

VINO Y MÚSICA SE DAN LA MANO

El 31 de mayo el Cerro de la Paz será el entorno para prender la mecha del AirénFest, con degustación de vinos de todas las bodegas colaboradoras y con la música de Koko-Jean and The Tonics.

En el cartel figura también el uruguayo Martín Buscaglia, que subirá a las tablas en el Patio de Bodegas Vidal del Saz, el 3 de junio; Nena Daconte, el 10 de junio en el Cerro de la Paz y de la mano de Bodegas Viñasoro; y junto a ella el grupo local Santa Fortuna.

El 17 de junio será el turno del grupo cubano Gema 4 + Baton Rouge en Vinícola del Carmen; el 24 de junio, en Bodegas Castiblanque, será el turno de 'Las Migas'; Roko llegará a Bodegas Símbolo el 8 de julio; y el Festival concluirá con el concierto de la Bob Sandas Big Band en la Verbena Municipal, en este caso con los vinos de Bodegas Huertas, un concierto que también cuenta con la colaboración del Ateneo Musical.

Este Festival viene a complementar otras acciones relacionadas con la promoción del vino, como la agenda de catas de la Escuela de Catadores o el 'Gigante del Vino de La Mancha', un museo sobre este producto agroalimentario que se está desarrollando en colaboración con la DO La Mancha y que abrirá sus puertas en los próximos meses.

EL "EMBLEMA LÍRICO DE TODA LA MANCHA"

El poeta Valentín Arteaga, hijo predilecto de Campo de Criptana, ha sido el primero en comparecer en la presentación, y ha aprovechado para poner en valor el papel histórico del ferrocarril para la localidad, que "no puede entenderse sin tren".

Los poetas del 27, ha recordado, "fueron a Criptana en tren", una ciudad que, "sin exageración, es el emblema lírico de toda La Mancha". "Es como una metáfora, tiene mucha simbología, su Cerro de la Paz, sus callejas encaladas estrechas, un pueblo que merece un tren".

CERVANTES ENTRA EN ESCENA

La presentación ha estado amenizada por una explicación teatralizada con Miguel de Cervantes como narrador, quien ha relatado las primeras líneas de lo acontecido en 'El lugar de La Mancha' de cuyo nombre no se ha querido acordar.

Ha repasado el encuentro del Quijote con Los Gigantes para poner en valor el papel de los molinos, que en el caso de Campo de Criptana mantiene una gran gama de los construidos en el siglo XVI, como el Infanto, el Sardinero o el Burleta.

El autor ha tenido tiempo para ensalzar otros recursos turísticos de Campo de Criptana más allá de lo que rodea a su obra más universal, "la Biblia de esta tierra", y ha puesto el ejemplo de la Semana Santa de la localidad.

Ha tenido tiempo igualmente para hablar de la gastronomía, de los vinos o de El Pozo de Nieve para certificar que este lugar de La Mancha es un sitio ideal para, por ejemplo, "enamorarse".

LUIS COBOS, MATEMÁTICAS Y GEOMETRÍA

La gala, que ha estado conducida por la concejala de Turismo, Rosa Ana Fernández, ha continuado con la intervención de Luis Cobos, quien ha puesto el acento en el marcado carácter musical de Criptana.

"No pude evitar ser músico", ha admitido Cobos, quien ha rememorado cómo lo primero que hizo en su carrera fue cantar, pero no llegó a completar la transformación de su voz para lograr ser tenor.

Ha hablado de la "magia" de la Sierra de los Molinos para aseverar que ninguno de ellos se construyó sin tener en cuenta valores geométricos y matemáticos.

Con un cuerpo cilíndrico, una caperuza en forma de triángulo, las aspas con el palo de gobierno o los 12 ventanucos para que el molinero aproveche alguno de los 12 vientos "como doce suspiros", Cobos ha presentado la insignia criptanense como una edificación perfecta. También ha reparado en los cielos y los atardeceres de Criptana, "un lugar, sin duda, para disfrutar".

LAS BODEGAS, PROTAGONISTAS

También las bodegas y los vinos de Campo de Criptana tienen peso en la oferta tanto del Tren de los Molinos como del AirénFest. Como muestra de ello, Miguel Ángel Castilblanque, de Bodegas Castilblanque, ha tomado la palabra para asegurar que también el sector de la zona es para estar orgulloso.

Desgranando las bondades de su "bodega histórica", ha asegurado que trabajar el turismo gastronómico también es clave para potenciar la imagen de Campo de Criptana. Pan de Calatrava, vino o titos han sido algunos de los ejemplos puestos por el bodeguero como muestra del buen comer de la localidad.

El vino, toda vez que es cultura, "marida muy bien" con ideas como el AirénFest, algo que se convierte en una propuesta cultural "muy interesante" para los visitantes.

La oferta turística de Criptana se presenta en Madrid con el Tren de los Molinos y el...
Comentarios