martes. 05.03.2024

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha se ha reunido con las consejerías de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, por un lado, y Desarrollo Sostenible, por otro, para presentar al Gobierno autonómico sus propuestas para el campo.

Así, Asaja ha trasladado al consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, las medidas y proyectos en las que está trabajando de cara a solucionar los problemas más urgentes del sector en la actualidad, según ha informado la organización agraria en nota de prensa.

En primer lugar, los responsables de la organización han planteado la creación de un observatorio de costes, un instrumento en el que ya están trabajando junto a la Universidad de Castilla-La Mancha con el objetivo de poner en valor los costes de producción. Asaja ha pedido al Gobierno regional que participe en este proyecto, de tal manera que los productores cuenten con una herramienta para negociar los precios y se dé cumplimiento a la Ley de la Cadena Alimentaria, según la cual los precios tienen que cubrir los costes de producción.

La organización ha trasladado que la ley no se cumple por la presión de los operadores, el abuso de poder de la industria ante los productos perecederos y la competencia desleal de las importaciones, "a las que no se les exigen los mismos requisitos de seguridad alimentaria, bienestar animal y protección al medio ambiente".

En este sentido, Asaja ha señalado que "se trata de una medida que requiere más voluntad que presupuesto y que, con la participación de la Administración, se avanzaría más en la transparencia, interlocución y posición equilibrada en los distintos eslabones de la cadena hasta su llegada al consumidor final". Además, ha criticado que "en la anterior legislatura se puso en marcha un observatorio de precios que solo sirvió para presentar un informe sobre la leche, pero ahora estamos hablando de prestar un servicio de forma continuada y con personal cualificado para ello".

PLAN PARA LA GANADERÍA

Por otra parte, ha presentado un plan estratégico para la ganadería regional elaborado también junto a la UCLM. En esta línea, el Comité ha ahondado en la "crítica" situación de este sector y la necesidad de aplicar un plan integral tanto para la ganadería intensiva como para la extensiva, con especial atención al vacuno de extensivo afectado por la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica y sin olvidar al ovino y caprino afectado por la viruela. A este respecto, Asaja ha entregado el plan al consejero y le ha advertido del "riesgo de desaparición de la cabaña ganadera si no conseguimos que las explotaciones de la región vuelvan a ser rentables".

En tercer lugar, Asaja ha propuesto un plan estratégico para el viñedo castellanomanchego, también en colaboración con los expertos de la Universidad. Los viticultores, ha señalado la organización, "llevan años sufriendo las consecuencias de un sector desequilibrado y mal ordenado, por lo que, entre los parámetros en los que se está trabajando, se incluye un diseño de relevo generacional y una salida a las explotaciones con titulares muy envejecidos, así como un ajuste de oferta con alternativas productivas".

Durante la reunión también se ha tratado la PAC y la imposibilidad de cumplir con la condicionalidad, los regímenes ecológicos y los compromisos agroambientales y climáticos en 2024. La organización agraria, que ya ha entregado su propuesta para flexibilizar la PAC, ha reiterado la importancia de ponerlas en marcha "para que los requisitos se puedan cumplir, se eviten sanciones y penalizaciones y no se pierdan fondos".

Por su parte, la Consejería ha informado de la complejidad de este asunto y de la carta enviada por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, delegando a las comunidades autónomas la potestad para justificar las flexibilidades con un análisis detallado de las condiciones climáticas de la región, para evitar correcciones financieras.

Además, se ha puesto sobre la mesa que la Comisión Europea ha reconocido que hay una sequía estructural, lo que impediría que se puedan acometer ciertos requisitos medioambientales. En este sentido, la organización agraria ha criticado lo que considera una contradicción, pues "no se puede exigir cumplir unas medidas y a la vez reconocer que no se pueden acometer", por lo que ha planteado que se trabaje también para que el Ministerio cambie un Plan estratégico que es más exigente que lo que marca la Comisión Europea y que está perjudicando gravemente a los agricultores y ganaderos castellanomanchegos".

Asaja ha vuelto a plantear la falta de liquidez del sector y ha recordado las medidas financieras y fiscales solicitadas en el mes de octubre, entre las que se encuentra la reactivación del acuerdo entre la Consejería de Agricultura y las entidades bancarias para facilitar la financiación. Y en la misma línea, se ha abarcado las ayudas a la sequía que, según la organización, han "llegado mal y tarde", pues tanto las ayudas para los cultivos herbáceos de secano puestas en marcha por el Ministerio como las habilitadas por la Consejería no han llegado a tiempo para afrontar esta campaña de sementera y no han sido suficientes para compensar las pérdidas.

Por último se han tratado otras cuestiones como la gestión y tramitación de las ayudas, la necesidad de diseñar una estrategia regional de agricultura de carbono, los seguros agrarios, la lucha contra el fraude, los planes de mejora o la incorporación de jóvenes.

DESARROLLO SOSTENIBLE

Por otra parte, Asaja ha mantenido también una reunión con la consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, y su equipo. En esta ocasión, el encuentro se ha centrado en la prevención de incendios, el agua y las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), entre otros asuntos.

A modo de resumen, la organización agraria ha manifestado su postura en contra de la prohibición de cosechar para prevenir incendios en base a unos parámetros y a un instrumento para calcular Índice de Propagación Potencial de Incendios con el que no está de acuerdo. En este sentido, la consejera se ha comprometido a "buscar el equilibrio" y estudiar los planteamientos de Asaja para no perjudicar al sector agrario, algo que han agradecido enormemente los miembros de la organización.

En cuanto a las demandas en materia de agua y la planificación hidrológica, Mercedes Gómez ha manifestado también su interés, especialmente por los recursos presentados por la organización junto a Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha. Aunque durante el encuentro se han tratado muchos aspectos relacionados con la gestión del agua se ha acordado celebrar reuniones monográficas con el fin de "conseguir una posición común e ir todos a una" y compensar el déficit hídrico que sufre la región.

Sobre el plan de gestión de las zonas ZEPA, Asaja ha hecho especial hincapié en trabajar por la garantía jurídica y la calidad de la norma para evitar ambigüedades, así como la delimitación de las zonas y las posibles indemnizaciones si se produce pérdida patrimonial para los agricultores o se limita el desarrollo socioeconómico de las zonas.

Por su parte, la consejera ha informado que se están teniendo en cuenta las alegaciones presentadas por la organización y que este asunto se tratará en el próximo Consejo Asesor de Medio Ambiente.

Finalmente, se han abarcado otros temas como los daños por fauna silvestre, tanto por animales de caza mayor como por conejos, las granjas de intensivo o la instalación de plantas fotovoltaicas en la región, planteamientos todos ellos en los que se seguirá trabajando conjuntamente con Desarrollo Sostenible, fruto de la buena interlocución existente entre la organización y esta Consejería.

Asaja plantea a la Junta un observatorio de costes, un plan para la ganadería y...