viernes. 14.06.2024

La Asociación Cultural Memoria Agrícola de Daimiel ha rendido homenaje este lunes al político de Moral de Calatrava Agustín Gómez de la Mata (1807-1880) que fue diputado por la circunscripción de Ciudad Real en las Cortes constituyentes de 1854. En ese periodo, conocido como Bienio Progresista (54-56), Gómez de la Mata defendió los derechos de los agricultores de la provincia para que las tierras afectadas por el Derecho Maestral se quedarán en manos de propietarios locales, por medio de su inscripción en los bienes municipales.

Esa labor quedará ya siempre reflejada en la placa que desde hoy se puede ver en una gran piedra ubicada al lado de la Mata de Merendera, en pleno Monte Ardales, uno de los parajes que formaron parte de las exitosas negociaciones que lideró el diputado moraleño.

Detalle de la placa
Detalle de la placa

Así lo ha recordado en sus palabras el presidente de Memoria Agrícola José Vicente Cejudo que, junto al alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra y alcalde de Moral de Calatrava, Manuel Torres, han descubierto la placa en honor a Gómez de la Mata. Un gesto de la asociación que, como ha destacado Cejudo, ha sido posible gracias a la colaboración de Francisco Valiente Loro, propietario de estos terrenos.

Ambos alcaldes han valorado el interés de la asociación por rescatar y ensalzar el trabajo de uno de los personajes clave de la historia de la agricultura local y provincial de los dos últimos siglos. El alcalde de Moral de Calatrava se ha mostrado encantado de participar en el homenaje a un paisano ilustre. “Estoy muy contento de estar aquí en este acto tan emotivo gracias a la asociación, al Ayuntamiento de Daimiel y a su alcalde”, remarcaba.

Sierra compartía ese reconocimiento al diputado Gómez de la Mata, que también fue doctor en Medicina y Cirugía, la misma rama profesional del primer edil daimieleño. “De la historia siempre hay que aprender, y ahora nos toca a nosotros seguir insistiendo en esa defensa que hizo de los agricultores de la provincia. Apostar por nuestro campo es fundamental”, remarcaba.

Conferencia y premio 

A continuación, en las instalaciones de la empresa Sandevid en el carreterín de Las Tablas, se ha celebrado la conferencia ‘Derecho maestral de Daimiel. Las vicisitudes del Monte Ardales’, donde Juan Vidal ha profundizado en el contexto histórico en el que desarrolló su faceta política el diputado Gómez de la Mata.

Allí también la asociación ha otorgado a Mari Cruces García-Muñoz la distinción de Agricultora Destacada del año, por su trayectoria profesional como técnico municipal de la Guardería Rural del Ayuntamiento de Daimiel. “Los reconocimientos siempre gustan, pero a éste le doy más valor porque viene de los agricultores con los que trabajo a diario, mis agricultores como yo digo”, comentaba.

García-Muñoz señalaba que “todos estos años hemos vivido muchos cambios, y los hemos vivido juntos”, y ese camino al final “te une más allá de lo profesional” en un sector que “como se ha demostrado en la crisis de la pandemia es la base de nuestra tierra y de nuestra economía”. 

Tras un almuerzo en Sandevid, los componentes de la asociación Memoria Agrícola pusieron otro año más en marcha su caravana de tractores antiguos que, tras hacer un pasacalle por la localidad, finalizó en la calle General Espartero. Fue el momento de disfrutar más de cerca de las máquinas que iniciaron la mecanización del campo de daimieleño y que, varias décadas después, siguen en un buen estado gracias al mimo de sus dueños.

La asociación Memoria Agrícola de Daimiel homenajea al político Agustín Gómez de la Mata