martes. 05.03.2024

El portavoz del grupo socialista en la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Bolaños, ha expresado no dar crédito a las declaraciones del presidente de RSU y diputado provincial del PP de la institución, Carlos Jesús Villajos, sobre el impuesto de residuos para este 2024. “Lo que vemos es un presidente de RSU que, al igual que el presidente de la Diputación de Ciudad Real, Miguel Ángel Valverde, trabaja contra los intereses de los vecinos y vecinas”.

En el último pleno celebrado para aprobar los presupuestos del 2024, el PSOE mostró su disconformidad con que no se incluyeran 3 millones para hacer frente al impuesto de recogida de residuos, a través del Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de CLM. En palabras de Bolaños, "tanto el Consorcio RSU como la Diputación de Ciudad Real pueden hacerse cargo del impuesto de residuos, de la misma manera que el ayuntamiento de Puertollano ha decidido hacerlo para no repercutirlo a sus vecinos y vecinas”.

Una petición que PP y Vox rechazaron en pleno justificando que deben ser, en último instancia, los vecinos y vecinas los que asuman el impuesto. “Afirman que la Diputación no puede hacerse cargo legalmente de un impuesto cuando ya lo han asumido en 2023”, “porque -ha añadido- la Diputación transfirió a RSU 3 millones para pagar esta subida en 2023 y ahora se escudan en que no pueden pagar la del 2024, lo que demuestra que cambian de parecer dependiendo de qué les conviene en cada momento y, por tanto, mostrando con absoluta claridad que se trata de una decisión política”.

En contestación a la crítica del PP sobre la falta de trasparencia del PSOE en la anterior legislatura, Bolaños ha subrayado que “no hay duda de que ellos mismos se contradicen, ya que el anterior Gobierno del PSOE no sólo informó, sino que los miembros del Partido Popular estaban presenten como miembros del Consejo RSU que tenía toda la información al respecto”. Tras lo que se ha preguntado: “¿Acaso el Partido Popular no leía lo que votaba?”.

"Con el PSOE esta subida no repercutiría en los ciudadanos"

En palabras de Bolaños, en la gestión del anterior gobierno del PSOE se tenía claro que esta subida no se iba a repercutir a los Ayuntamientos y menos aún a los vecinos, “Nuestra gestión siempre estuvo encaminada a defender los intereses del Consorcio RSU y de los Ayuntamientos, pero este nuevo equipo PP+Vox de la Diputación y la nueva dirección del Consorcio RSU han decidido que en 2024 se traslade la tasa a los vecinos.

“Lamentamos y nos parece improcedente que decidan que sean los Ayuntamientos, que están atravesando por dificultades, y los propios vecinos y vecinas, los que tengan que asumir una subida cuando podría hacerse cargo directamente la Diputación, como ha hecho en 2023 dando un respiro a los Ayuntamientos y a los vecinos”, y ha concluido recordando que “tanto la Diputación como el Consorcio gozan de una magnífica situación de solvencia económica heredada del anterior equipo de Gobierno del PSOE que les permite hacer frente a esta tasa también durante el 2024”.

Bolaños asegura que el RSU puede asumir en 2024 el coste del impuesto de residuos igual...