lunes. 04.03.2024

La delegada provincial de la Junta de Comunidades, Blanca Fernández, ha destacado que el objetivo del Gobierno de Castilla-La Mancha al finalizar la presente legislatura será poder atender en la provincia de Ciudad Real a más de 25.000 personas en el Sistema de la Dependencia, en consonancia con el compromiso realizado este miércoles por el presidente Emiliano García-Page de llegar a 115.000 personas a nivel regional.

De este modo se ha pronunciado Blanca Fernández al hacer balance anual de junto al delegado provincial de Bienestar Social, Eulalio Díaz-Cano, un balance de los datos publicados por el Imserso que ha calificado de “muy positivos” para la provincia ciudadrealeña -también para Castilla-La Mancha-, y que “son un revulsivo para seguir trabajando en el Sistema de la Dependencia como uno de los grandes retos”.

La delegada de la Junta de Comunidades ha resaltado sobre todo los 6.500 empleos que genera la Dependencia en la provincia de Ciudad Real, esencialmente femeninos y en el medio rural, las más de 18.600 personas atendidas y las más de 25.000 prestaciones y servicios, por lo que “podemos decir que son los mejores datos que hemos tenido desde que se aprobó la Ley de Dependencia” con un sistema público que “afortunadamente cada día es más fuerte, más justo, más solidario y que garantiza una mejor calidad de vida”.

En ello ha trabajado el Gobierno de Castilla-La Mancha desde que asumiera la responsabilidad en 2015, dos legislaturas en las que ha incorporado 9.600 personas al Sistema, es decir, más de la mitad de las que están atendidas en la actualidad; ha sumado más de 13.000 prestaciones y servicios; y con servicios que han experimentado un crecimiento exponencial que Blanca Fernández ha puesto de relieve.

Calidad de vida, salud y felicidad

Así, la responsable del Ejecutivo regional ha explicado que “la teleasistencia ha subido un 800 por cien, la ayuda a domicilio más de un 200 por cien, de manera que tenemos prácticamente a 5.000 personas atendidas; y un incremento del 700 por cien en las prestaciones vinculadas al servicio; y hemos creado los servicios de autonomía personal para atender a las personas con grado I y grado II que no estaban siendo atendidas cuando llegamos al Gobierno”. Un servicio SEPAP-MejoraT que se puso en marcha en 2016 de forma experimental en 6 municipios de la provincia y que ahora llega a 1.500 personas de 94 pueblos y ciudades.

Todo en aras de incrementar la calidad de vida, la salud “y su felicidad porque, en definitiva, es de lo que se trata cuando hacemos política”, y el Sistema de Atención a la Dependencia es un buen ejemplo de ello.

Para finalizar su intervención, Blanca Fernández ha garantizado que el Ejecutivo que preside Emiliano García-Page seguirá trabajando en esta línea, al ser consciente de que aún queda mucho por hacer y mejorar en esta atención a las personas con algún tipo de dependencia, y que en un 80 por ciento de los casos se trata de mayores de 80 años.

El alma del sistema de la Dependencia

Por su parte, el delegado provincial de Bienestar Social, Eulalio Díaz-Cano, ha ofrecido algunos detalles más pormenorizados de los datos estadísticos, “unos datos muy elocuentes respecto a su evolución desde 2015 y que representan el alma de un sistema que atiende a las personas en situación de dependencia”.

Para empezar, el número de personas beneficiarias ha pasado de 8.480 a 18.122, lo que supone un incremento del 114 por ciento tras incorporar a 9.642 personas más; el número de expedientes pendientes del Programa Individual de Atención (PIA) se ha reducido un 97 por ciento, al pasar de 7.478 expedientes a 191; las prestaciones han pasado de 10.729 a las 24.986, es decir, ha experimentado un incremento del 139 por ciento.

Precisamente en el apartado de prestaciones, Díaz-Cano ha indicado que, desde 2015, la teleasistencia ha pasado de 832 prestaciones a 7.520; la ayuda a domicilio de 1.560 a 4.708; la prestación vinculada al servicio de 407 a las 3.410 en la actualidad, los usuarios del Servicio de Promoción de Autonomía y del Sepap-MejoraT han aumentado un 259 por ciento; las prestaciones de Centro de Día crecen hasta alcanzar los 1.124 usuarios y usuarias en la actualidad; y, finalmente, los usuarios de plaza residencial han crecido un 19por ciento hasta situarse en 3.138 plazas.

En cuanto al llamado limbo de la Dependencia, el delegado de Bienestar Social ha apuntado que el número de expedientes pendientes de PIA (Plan Individual de Atención) se ha reducido en 7.287 con respecto a julio de 2015, un 97 por menos, manteniéndonos en una línea descendente con 191 a día de hoy.

Para finalizar, Díaz-Cano ha valorado también otra serie de datos muy relevantes. Por un lado, ha indicado que los 6.500 empleos mencionados por Blanca Fernández que genera la Dependencia en la provincia de Ciudad Real suponen también un avance “en empleos de más calidad y estabilidad”, ya que tres de cada cuatro tienen carácter indefinido. Por otro lado, ha destacado que los tiempos medios de tramitación de la dependencia en la provincia son la mitad que la media nacional. Y, en tercer lugar, ha subrayado que esta progresión cuantitativa y cualitativa del Sistema de Atención a la Dependencia se apoya el gran esfuerzo económico que está haciendo el Gobierno de Castilla-La Mancha con un presupuesto que ha pasado de 372 millones a 624 contemplados para el presente año, lo que supone un crecimiento del 68 por ciento desde 2015.

Blanca Fernández se marca el reto de atender a 25.000 ciudadrealeños en el sistema de...